Se llama Peanut

Conozca al perro más feo del mundo

CorrientesHoy - 24/06/2014

El cartoon se llamaba Microman y Yukk, y este último era un perro con un curioso “superpoder”: llevaba siempre una cucha en la cabeza que le ocultaba la cara, y cuando se la quitaba asustaba terriblemente a quien lo viera. En ninguno de los episodios se mostraba el aspecto de Yukk, que siempre aparecía de espaldas cuando se quitaba su “máscara”. Pero de todos modos se puede apostar a que su “superpoder” fue superado. Y en la vida real: Peanut, un perro callejero de 2 años, fue elegido como el más feo del mundo. Perros con cabezas inusualmente grandes, con cuerpos sin pelo y otras rarezas viven, en esta época del año, vivieron su momento de gloria. Los dueños de los canes más estrambóticos del mundo se dieron cita en Petaluma, California, para competir para alzarse con el trofeo del perro más feo del mundo. En esta 26° edición el pequeño Peanut se llevó todos los aplausos. Su pelo salvaje de color blanco y marrón, ojos más que saltones y dientes protuberantes y desencajados fueron merecedores de un galardón levantado por su dueña, Holly Chandler, que vive en Greenville, Carolina del Norte. Holly explicó la triste historia del animal, que fue quemado siendo un cachorro, lo que explica su aspecto. Además, la dueña de Peanut pretende, con este premio, concienciar a la sociedad contra el maltrato animal. “Estamos tratando de usarlo como un emblema de lo que puede suceder a los animales que son maltratados”, dijo. Como acto de solidaridad, Holly pretende destinar el premio de 1.500 dólares a pagar las facturas de veterinarios de otros animales maltratados. Los animales compiten en varias categorías, incluyendo atributos especiales o inusuales, la personalidad y la fealdad natural de los animales. Los últimos cinco ganadores fueron un beagle con patas como las de un pato, un bóxer, una mezcla de basset hound, un crestado chino mezclado con chihuahua –con una lengua saliente y mechones cortos– y un chihuahua sin un ojo. Para comerlos a besos, ¿no?

Calificá esta nota