Una provincia de gobierno rico administrando gente pobre

Info General - 16/05/2019

Se da la constante mensual de fenomenales índices de coparticipación federal que ingresan de manera descomunal a las arcas del tesoro provincial correntino. Está visto, la administración de Valdés, en la sucesión de Ricardo Colombi y de su ex socio Enrique Vaz Torres, acumularon montañas de dinero a través de los años.


En el medio quedó la gente, sacrificada, está claro, a costilla de recibir cada vez más magros salarios estatales, donde está demostrado hace más de tres años que son los peores salarios del país. Ahora sumado al 49,3% de pobreza, aunque algunos consideren que ahora “nos ven bien”, y que “muchos están interesados en venir a invertir en Corrientes” (¿?). 


Se jactaron siempre de tener una provincia bien administrada, con previsiblidad y estabilidad. En tanto muchos agentes estatales se conforman con espiar por la ventana de 25 de Mayo y Salta, donde jamás son invitados a semejante banquete monetario. La gente debe esperar.


La ecuación es simple. Provincia rica, salarios pobres y el resto de la sociedad en sintonía con estos últimos.


Los analistas explican que los extraordinarios ingresos federales están siempre muy por encima de lo que se ofrece como incremento salarial a los estatales y apenas un poco por debajo de los proyectados índices inflacionarios que, según se dice, podrían estar en otro 40% anual cuando esté terminando 2019.