Tragedia por calle San Martín al 600

Muerte de los ocho obreros: El 25 de junio comienza el juicio por el derrumbe trágico

Policiales - 23/05/2019

La madre de uno de los obreros fallecidos en el derrumbe trágico de San Martín al 600, María Rosa Urbina, confirmó que tras siete años de lucha, el 25 de junio comienza el juicio por el derrumbe trágico. Además, remarcó que “siempre quisimos que llegue el día del juicio y pensamos lo que nos espera, recordar todo lo que pasamos, empezar a revivirlo". 

 

“Esperamos que esta gente sea condenada, que sea una sentencia que dignifique y los obreros puedan descansar en paz”, sostuvo en Radio Dos. “Siempre dije que no tenía miedo, que no iba a bajar los brazos, ya sabemos que es una lucha de pobres contra poderosos”, aseguró la madre Diego, uno de los obreros que perdió la vida en la obra en construcción.


María Rosa Urbina, expresó que “son siete años de lucha y de espera, por fin la justicia puso la fecha y hora del inicio del juicio, el 25 de junio a las 8 de la mañana comenzaría el debate por la causa de la muerte de los ocho obreros”

 

Además, la madre de uno de los ocho obreros fallecidos, manifestó que “ya no hay nada que impida que el juicio inicie, no hay nada que argumentar ni explicar, quedó demostrada la responsabilidad del derrumbe de la gente que le compete, solo esperamos la llegada del inicio del juicio, con tristeza, con alegría, son emociones encontradas después de tantos años de espera, por fin se ido la fecha y estamos en plena lucha”

 

Si tiene sensaciones encontradas, María Rosa, expuso que “así es, porque siempre quisimos que llegue el día del juicio y pensamos lo que nos espera cuando llegue ese día, recordar todo lo que pasamos, empezar a revivir todo lo que pasó. Pero bien porque logramos lo que queríamos, que se haga justicia por los ocho obreros, esperamos que esta gente sea condenada como corresponda que sea una sentencia que dignifique para que los obreros puedan descansar en paz”.

 

Sobre si vuelve a creer en la justicia, la mujer mencionó que “sí, yo nunca dejé de creer, a pesar de la desconfianza que teníamos porque somos gente humilde que tiene gente poderosa en frente, pero me siento satisfecha porque no bajé los brazos, siempre dije que no tenía miedo, que no iba a bajar los brazos, y no lo hice, si no bajé en siete año, menos ahora, ya sabemos que es una lucha de pobres contra poderosos”.

 

“Yo hice una promesa ante el cuerpo de mi hijo, que iba a luchar para que se haga justica, había momentos en que pensaba dejar todo, pero pensaba en que por qué iba a abandonar la lucha, y tomé fueras otra vez porque soy una luchadora. Siempre anduve por los tribunales, por los lugares donde tuve que hablar para lograr eso” remarcó.

 

Respecto de si habló con los familiares de los otros obreros, dijo que “ayer les estuvo contando todo y los datos que me pasaba el doctor Leiva, todos entre lágrimas festejábamos pero sabíamos que uno de los papás de uno de los obreros había fallecido y es un papá que no va a ver la justicia por su hijo”.

 

Por último de la imputación que les hicieron los empresarios del derrumbe, a las familias por agravios, María Rosa, mantuvo que “sí, nos notificaron que era una acusación por agravios, nos encontramos con esto peor nosotros nunca hicimos nada, yo nunca agravié ni maltraté a nadie”.