Las Amapolas crecen en el barro

Locales - 23/05/2019

Los resignados vecinos, habitantes y visitantes de toda la extensión de calle Las Amapolas al 600, juntamente con las demás calles paralelas, transversales y diagonales que llevan nombres de “flores” en el barrio Jardín; se encargaron de elevar una vez sus quejas públicas para dar a conocer el estado deplorable de todas las calles del barrio.

 


Todo se agrava cada vez que llueve, porque a la falta de zanjeo, tareas de mantención y limpiezas de cunetas, se suma el exceso de agua. Más la ausencia del buen tiempo, para que asome el sol, constituyen un desastroso cóctel de barro, por donde deben transitar los desahuciados y arriesgados habitantes de esta zona del noreste de la ciudad.