A nivel País

Transporte de Cargas: Exigen que se declare emergencia económica

Política - 07/11/2019

El pedido fue redactado y enviado al Ministerio de la Producción, por la Federación que nuclea a las flotas de camiones de todo el país. A nivel local, CETACC acompañó la misiva y describió que viven días de baja rentabilidad y agobio financiero por alzas en insumos.

 


Empresas de autotransporte de cargas de todo el país reclamaron al Gobierno Nacional la “urgente declaración de la emergencia económica” para el sector.
Esto a raíz del incremento de la presión fiscal y las alzas en los precios de los combustibles y otros insumos vinculados al dólar. Así lo planteó ayer la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) en una nota dirigida al Ministerio de Producción y Trabajo.

 


Sobre el particular, época dialogó con el vicepresidente de la Cámara Empresaria del Transporte Automotor de Cargas de Corrientes (CETACC), Julio Argüello.
“Acompañamos el reclamo de FADEEAC porque la situación en nuestro rubro es realmente complicada. Aquí en Corrientes hay muchas dificultades para conseguir gasoil y además la presión fiscal y el encarecimiento de insumos generan un agobio”, describió.

 


“Es obvio que en un contexto así, la rentabilidad es baja. Al punto que trabajamos para cumplir con nuestras obligaciones”, añadió el empresario.
CETACC nuclea a 69 flotas de camiones de carga y está adherida a FADEEAC. “Anhelamos que el cambio de gobierno favorezca cambios en la economía y comencemos mejor el año que viene, porque 2019 es un ciclo realmente complicado para todos”, remarcó Argüello.

 


En la misiva, la FADEEAC solicitó: “Políticas de emergencia para rescatar de la crisis a las empresas ligadas al transporte, la logística y el almacenaje”.
Entre las razones del pedido, la entidad empresaria esgrimió “el aumento constante de la presión fiscal sobre la tarifa final del flete, los reiterados aumentos en el combustible y otros insumos vinculados al dólar, la suba de los peajes y la ausencia de un criterio federal de cobro de impuestos”.

 


“Con la carga impositiva que trepó en el último mes un 42%, impuestos que no son acordes con el tipo de actividad realizada y el combustible que aumentó un 150% desde la desregulación del mercado de hidrocarburos resulta de primera necesidad que se adopten políticas para lograr la recomposición del sector”, sumó la Federación.