El gobernador de Corrientes habría pedido la renuncia de todos sus ministros

Política - 02/12/2019

Gustavo Adolfo Valdés les habría pedido la renuncia a todos sus ministros y esta semana surgirían interesantes novedades en cuanto a la oxigenación entre los nombres que ocupan los primeros lugares del Ejecutivo Provincial. En uno de esos picos de la cresta de renovación estarían los retornos de Carlos José Vignolo y Orlando Ángel Macció al gobierno de Corrientes.


La excusa válida es la partida de algunos de ellos, hombres y mujeres, Jorge Vara y Susana Benítez, a distintos cuerpos legislativos (nacional y provincial), que le vendrían como anillo al dedo al ituzaingueño Valdés, para meter bisturí a fondo en un gabinete que se debatió entre la falta de capacidad e intrascendencia. Para llevar -al menos- un mensaje a la ciudadanía, en un mínimo intento de sacar a Corrientes del triste sitial de contener a la sociedad más pobre del país.


No alcanza con campañas publicitarias o manipular los números estadísticos, para modificar los índices de pobreza. El correntino está pobre, necesitado, tiene hambre y su gobierno lo sabe.
El pedido de renuncia a todos sus ministros, como es lógico suponer, le permitirá a Valdés reorganizar su gabinete para recibir el nuevo año. Con algunas sorpresas.

 

RETORNA EL MONO


Caído en desgracia, por haber integrado el gobierno que sumergió en esta profunda crisis económica y social a todo el país, con el vencimiento del mandato de Mauricio Macri; es un hecho que se producirá el retorno de Carlos José Vignolo a la casa rosada de 25 de Mayo y Salta.


El regreso del ex secretario general de la Gobernación, le permitiría aterrizar en el Ministerio de Coordinación, actualmente en manos del Dr. Horacio Ortega. Lo de Vignolo sería mayor, porque pasará a desempeñar el rol de un verdadero jefe de Gabinete y Valdés va tomando nota de lo que eso significa.


Otro que pega la vuelta, por la estrepitosa derrota del ingeniero Macri, es el ex ministro de Educación, Orlando Ángel Maccio, últimamente a cargo de la secretaría general del Consejo Federal de Educación. Por ende es número puesto para lo que será la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología.


La profundidad de la cuestión, no solo trata de un simple recambio de nombres o retornos anunciados. Sino el hecho que ‘vuelvan todos’, marca el reingreso de la línea fuerte del radicalismo pragmático; de la cofradía universitaria, históricamente vinculada a Sergio Moisés Flinta y Horacio Ricardo Colombi. Aunque son pesos pesados, Vignolo y compañía tienen vuelo propio en el ámbito político y ya se lo hicieron saber al intrépido Valdés.


En términos ajedrecísticos es como para decir que están acosando al rey, para poner en jaque a la reina y, de paso, tumbar a la torre. La línea universitaria después de su fallida experiencia nacional, vuelve con todo.


Mientras tanto, el mandatario de Corrientes se anima a pedir la renuncia de todos sus ministros. El oxigenamiento es necesario. La administración provincial se alista para sobrellevar este tiempo de adversidad con el cambio de bandera en la Nación. Se busca fortalecerlo para ver cómo se sobrelleva y sobrevive este gobierno local. Al menos reforzarlo internamente, habida cuenta que con el “permiso” del pejota, por sus ausencia y falencias electorales, desde la próxima semana de diciembre, la alianza ECO - Cambiemos tendrá la mayoría en las cámaras de Diputados y de Senadores.


Valdés y su conjunto podrán gobernar tranquilos, con todo el poder que consiguieron en Corrientes, gracias a la división y atomización, que fragmentó sin retorno al Partido Justicialista. Sin importarle lo que pase a nivel nacional, el ECO correntino se está fortaleciendo y reestructurando una gestión ejecutiva y legislativa, sin problemas.